• Admin

¿Quieres alquilar rápido una vivienda? Aprende a como decorarla


Decorar una vivienda para alquilar o vender es más difícil de lo que parece. Es verdad que un espacio vació le proporciona al inquilino un lienzo en blanco de sobre como amueblar y decorar a su gusto, los espacios vacíos tienden a parecer más pequeños de lo que realmente son.



Decorar un espacio para conseguir alquilarlo más rápido tiene su magia, de hecho, muchos adoptan la estrategia del Home Staging, que no es más que preparar la vivienda para que resulte más atractiva y se alquile más rápido.


Esta estrategia permite sacar a relucir todas las posibilidades que la vivienda ofrece, creando un interior agradable y cogedor, conviene presentar la propiedad con algunas piezas clave. Esto permite a los futuros inquilinos visualizarse en la vivienda y por supuesto que da un mejor aspecto, haciendo que se alquile más rápido.


Por lo contrario, si la propiedad se decorada demasiado, se comete el error de personalizar según los gustos y estilo del propietario, que podría tener una respuesta no favorable con los inquilinos.


  1. Deja solo los muebles esenciales.

  2. Pinta y decora con tonos neutros.

  3. Consigue más luminosidad con colores blancos y espejos.

  4. Añade flores para darle vida y un toque de color.


En la decoración de una vivienda de alquiler, la regla de oro es «menos es más». En este sentido, se deben incorporar solo aquellas piezas de mobiliario y accesorios decorativos más esenciales en cada habitación, y retirar todo lo demás para que el espacio quede despejado y pueda circularse por él con facilidad.



Para pintura y acabados, lo mejor es optar por el blanco. Una vez que el inquilino se haya instalado en la vivienda podrá añadir color mediante accesorios y textiles.



Para conseguir contraste cromático, cuando el blanco quede demasiado monótono, pueden utilizarse colores neutros como el marengo, el gris claro o el beige y/o madera natural para suelos, muebles de cocina, puertas, armarios y demás.




Interiores blancos y espejos ayudan a multiplicar la luz interior, así como a agrandar visualmente el espacio. Las ventanas deben estar despejadas para dejar que la luz natural fluya hacia el interior sin obstaculizar con cortinas, visillos o estores. Si la luz natural es escasa, se puede crear un interior íntimo y acogedor mediante la utilización de lámparas de pie y sobremesa o luces indirectas bajo muebles de cocina, interiores de armarios, etc.




Si se alquila una propiedad amueblada, se deben evitar accesorios decorativos, de forma que sea el inquilino el que cree un espacio personal con sus propios accesorios. No obstante, si lo que se desea es presentar la propiedad con encanto, lo mejor es decorar con flores naturales y alguna planta de interior. Estas dan un toque de color a cualquier interior neutro y son fácilmente reemplazables por otros accesorios una vez que el inquilino se haya instalado.




#BLOGINMOBILIARIO




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo