• Admin

¿Felicidad? La felicidad viene de una buena cocina


¿Sabías que las personas que renuevan su cocina pasan mucho más tiempo en ella y llevan una alimentación mucho más sana? Todo esto debido a que en casa no tenemos un espacio adecuado que nos ayude a estar felices y estar más sanos.

En cualquier vivienda, la cocina se convierte en el lugar neurálgico de la vivienda, donde nos reunimos para cocinar con nuestros hijos o preparamos cenas con amigos mientras charlamos con una copa de vino. Pero si de verdad, quieres que tu cocina te haga feliz deberás seguir las siguientes claves a la hora de reformar tu cocina y sacarle el máximo potencial.





Cierto es que no todas las cocinas tienen la misma planta. Algunas son rectangulares, otras cuadradas, en forma de U o integradas con el salón.


Pero en la medida de lo posible hay que intentar distribuir los muebles y electrodomésticos tratando de convertir la planta en lo más «simétrica» posible. ¿Por qué? Porque la simetría facilita mucho las cosas:hace que las columnas y resto del mobiliario quede muy bien integrado y al final, el espacio se aprovecha mucho más.




Tener todo almacenaje que se pueda

Obviamente no se trata de llenar de muebles la cocina. A veces esta opción puede ser un poco agobiante, pero sí es importante que nuestros muebles solucionen nuestras necesidades de almacenaje. Sin duda, es uno de los grandes aciertos, sobre todo para aquellos que no son especialmente ordenados. Los muebles, estanterías y cajones nos permitirán guardar todos los utensilios para la cocina y no tener nada por medio. Así, nuestra cocina siempre parecerá estar ordenada.




Comer en la cocina es muy práctico, siempre y cuando tengamos un espacio cómodo y agradable para ello. Muchas veces, la falta de espacio no lo permite, pero hay soluciones intermedias como abrir la cocina al salón-comedor e instalar allí una mesa de grandes dimensiones y unas cómodas y atractivas sillas. Además, la mesa de la cocina te puede servir en otras ocasiones como mueble auxiliar o mesa de apoyo, si eres de los que cocinan muy a menudo.

Quizá este sea el punto más importante por el que debíamos haber comenzado, ya que, sin una distribución bien pensada, la cocina puede llegar a ser un desastre de proyecto. Pero con una buena distribución realizada con la ayuda de un profesional, puedes llegar a tener una cocina estupenda, muy bien aprovechada y que se convertirá en la pieza clave de la casa. No importa el tamaño, pero sí tus necesidades, el tipo de planta y el tipo de vida que harás en la cocina. A partir de ahí, piensa bien si la planificación de la zona de cocción es la adecuada y si la zona de trabajo está alejada o cerca de la de cocción. Son detalles que te harán amar u odiar tu cocina.




#BLOGINMOBILIARIO

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo