• Admin

Iluminando la sala


La sala es un lugar donde suceden momentos muy importantes en nuestros hogares, desde una reunión con amigos, reunirse en familia para poder intercambiar un momento ameno o simplemente el estar en uno de los lugares donde mayor seguridad y comodidad puedes tener dentro del hogar.

Es por ello que la iluminación es de gran importancia para este lugar tan especial, es por eso que te mencionaremos algunos tips de como puedes iluminar correctamente la sala.




La luz natural: la calidez


Lo ideal es aprovechar el máximo de luz natural posible, por la calidez que aporta y porque, además, permite ahorrar electricidad. Una forma de tener la mayor cantidad de luz es utilizar ventanas, cristaleras, y tragaluces, con cortinas livianas que permita que se cuele los rayos de luz a través de ellas. Es importante que los muebles no corten el paso de los rayos de sol y el uso de espejos haga el efecto que se reflejen. Por su vez, la utilización de colores claros y neutros en muebles, complementos, paredes y suelos.


La luz general.

Es importante disponer de una luz general, uniforme y sin sombras, que permita visualizar la estancia de golpe. Existen varias opciones: colocar alguna lampara en el centro de la habitación o hacer uso de apliques u ojos de buey ubicados a lo largo de la estancia.

Las lámparas halógenas resultan perfectas para un alumbrado general del salón. Empotradas a una distancia entre ellas de 1 metro se consigue una iluminación sin sombras. Instaladas con una fase diferente se pueden encender por separado y con un regulador se puede matizar la intensidad de la luz para adaptarla a las necesidades del usuario. No se debe abusar de ellas, ya que pueden deslumbrar y crear un ambiente frío e impersonal. Además, se deben evitar colocar encima de la televisión, ya que resultarán molestas a la hora de verla.



La luz de ambiente

Dependiendo de las tareas a realizar, se necesita una iluminación u otra, en una u otra. Las pequeñas lámparas de mesa o las lámparas de pie, preferiblemente con regulador de intensidad, ayudan a disfrutar de la lectura o de los ratos de televisión, de manera más cómoda y relajada, sin una luz fuerte que deslumbre.

En la zona del sofá es recomendable disponer de una luz cercana, de baja intensidad, que ilumine, pero no deslumbre. Para poder leer correctamente sin dejarse la vista en el intento, lo mejor es situar una lámpara de pie junto al sofá o sillón, que ilumine hacia el ángulo donde se encuentra éste. El uso de lámparas de sobremesa también puede servir, aunque sobre todo se usan para iluminar los espacios para el almacenaje.





#BLOGINMOBILIARIO

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo